Burundanga, la droga capaz de anular tu voluntad Imprimir E-Mail
Escrito por HORMIGON   
domingo, 16 de julio de 2017

 

¡Cuidado! Los violadores están usando esta substancia contra sus víctimas. El formidable CANAL 3 de España pasó un excelente reportaje sobre el uso de la BURUNDANGA que está provocando estragos de todo tipo en Colombia y que se está diseminando rápidamente en España. Un reportaje excelente que avisa a todos los peligros de esta droga que hace perder la voluntad a las víctimas contraa las cuales es empleada. (Valeria Cifuentes; Washington, D.C.; Estados Unidos)

REPRODUZCO LA INFORMACION DE CRISTINA GARCIA (PSICOLOGA E INVESTIGADORA) SOBRE ESTA DROGA.

La BURUNDANGA, también llamada escopolamina, ha resultado ser la substancia psicotrópica perfecta para los agresores, pues provoca un automatismo en el cerebro de la víctima causando un estado de sumisión ante cualquier orden. De este modo,algunos delincuentes y agresores sexuales suministran el fármaco a la persona que desean robar, violar o incluso asesinar. Una vez consumido, la víctima queda totalmente desprotegida.

Existen pocas publicaciones científicas dedicadas especialmente a la intoxicación con burundanga. El presente artículo pretende mostrar una recopilación de datos de interés acerca de esta substancia, a la vez que pretende concienciar a la gente en cuanto al hecho de tomar medidas preventivas ante determinadas situaciones.

¿Qué sabemos acerca de la Burundanga? La escopolamina, también conocida como burundanga es un alcaloide tropánico extremadamente tóxico que se encuentra como metabolito secundario en determinadas plantas. Durante siglos se ha utilizado ampliamente con fines rituales, en chamanismo y en brujería (Ardila-Ardila, Moreno y Ardila-Gomez, 2006).

Actualmente es utilizada para cometer delitos tales como robos, secuestros y delitos sexuales.

Uso medicinal de la Burundanga. La escopolamina no únicamente está relacionada con fines delictivos, pues también tiene su uso medicinal en el que debe ser usada en dosis minúsculas (menos de 330 microgramos) debido a que una sobredosis puede causar delirios, agresividad, desorientación, convulsiones, estado de coma, e incluso la muerte (Álvarez, 2008).

Acostumbra a utilizarse, en el ámbito de la medicina, para prevenir y tratar mareos, para la dilatación de la pupila en exámenes de fondo de ojo e incluso se utiliza también como antiespasmódico, analgésico local y anti-parkinsoniano.

Uso delictivo de esta droga. Como se ha mencionado anteriormente, es una droga utilizada para fines delictivos, pues la víctima intoxicada con burundanga sigue cualquier orden sin presentar resistencia, es decir, si se le ordena, es capaz de ofrecer su dinero y sus pertenencias sin hacer intento de escapar. Frecuentemente se utiliza para robos, pues el abuso sexual, según datos recopilados por Ardila-Ardila, Moreno y Ardila-Gomez (2006) corresponde a menos del 5% de los casos.

Lo que hace dificultoso detectar esta droga para la víctima es que no sabe ni huele a nada en particular y puede ser suministrada a través de diferentes medios, tales como la comida, la bebida (si se trata de bebidas alcohólicas el efecto depresor aumenta) o incluso por vía inhaladora (por ejemplo, un cigarro o pañuelo contaminado).

La escopolamina resulta ser una de las drogas más peligrosas, no sólo por lo anteriormente expuesto, sino porque si el agresor supera en pocos microgramos la dosis, provocará la muerte de la victima.

Conclusiones y datos a tener en cuenta sobre la Burundanga. La burundanga es, en resumidas cuentas, una sustancia cuya principal utilidad es inducir a un estado de sumisión química. Es una droga hecha para ser utilizada en crímenes y actos delictivos, por lo que su estudio es importante para implantar medidas de prevención. Lamentablemente, quizás por la vinculación de la burundanga con los contextos de fiesta nocturna y, en ocasiones, a los ambientes sórdidos, todavía se sabe poco sobre la escopolamina.

Posiblemente ocurre que la burundanga es producida a pequeña escala por laboratorios relacionados entre sí, los cuales mantienen cierto control sobre el destino de su mercancía con el objetivo de evitar que llame demasiado la atención. Sin embargo, es de esperar que si los efectos de la burundanga se hacen más populares, se pierda este poder de monitorizar lo que ocurre con la escopolamina. Por desgracia, el nivel de conocimiento sobre esta droga irá a la par con su uso.

 

Modificado el ( miércoles, 26 de julio de 2017 )
 
< Anterior   Siguiente >