DOS JOVENES CUBANOS RESPONDEN A LAS DECLARACIONES DE ELIAN GONZALEZ HECHAS EN CUBA Imprimir E-Mail
Escrito por HORMIGON   
miércoles, 06 de septiembre de 2017

En los últimos días Elián Gonzáles ha sido noticia por un reportaje de CNN donde asegura que quiere volver reconciliarse con sus familiares en Estados Unidos. Dos jóvenes (YANCARLOS SABORIT y su hermana IVANA) respondieron a las palabras de Elián Gonzáles. SIGA LEYENDO.

Mi nombre es Yancarlos Saborit y junto a mi hermana Ivana hace 14 años quedamos separados de nuestros padres (Mayda y Liuver Saborit) cuando estos tuvieron que abandonar Cuba en la Primavera Negra de 2003.

Yo tenía solo seis años en ese entonces y mi hermana sólo meses. Pero hoy, como adulto. recuerdo las historias acerca de cómo tuvieron que luchar durante dieciocho meses para poder conseguir nuestra liberación… de cómo ese “DIOS FIDEL”, en el único que creyeras, según tú, si profesaras alguna religión, quitó nuestra patria potestad, en nombre de la “Revolución” que tu loas, para conseguir legalmente separar a mi familia. Y hoy releyendo los recortes de periódicos checos sobre la huelga de hambre que mis padres hicieron el Lunes 13 de diciembre de 2004 frente a la embajada cubana en Praga (Checoslovaquia) para presionar a la dictadura con un escándalo internacional y que éstos nos liberaran… que nos dejaran reunirnos con nuestros padres.

I’m so sorry for your words, Elián.

Porque usando términos legales eso éramos mi hermanita yo, presos de tu “DIOS” y de la dictadura que lo sobrevive… Que curiosamente hablan hasta hoy de “derechos de la infancia” en tu caso Elián González… pero nos privaron arbitrariamente, a mi hermana y a mí de estar junto a nuestros padres en el mismo entonces. Como si los derechos o las convenciones sobre la infancia fueran respetables o no en dependencia de las dirección en que los padres viajaran o la ideología a la que estuviesen adscritos.

Te informo: Hoy soy especialista en operaciones de vuelo, y sirvo a mi país en el ARMY. Estoy orgulloso de haber nacido en Cuba y soy de esos cubanos, aun cuando soy joven, de los que me identifico plenamente con los que tú dices que “quieren destruir la Revolución” la gusanera de Miami, el exilio histórico generacional… y otros términos y así por el estilo. ¿Por qué?

Porque sin ser un niño “balsero”, viví sin el calor de mi madre gracias a tu “DIOS” y su dictadura fascista que hoy con el poderoso influjo de la prensa pro izquierdista, se llena la boca para auto titularse hipócritamente “defensora de los derechos de la infancia”. Y se auto- legítima por sobre tantos muertos, presos y tantos crímenes, y sobre todo (rebatiendo tus palabras), tantos niños cubanos que han tenido que vivir separados de sus padres.

Elián, hablas de perdón en tu entrevista con la CNN pero honestamente aquí el que debe ser perdonado eres tú… y digo debe, porque sinceramente, no creo que ni tu ni tu padre merezcan ningún perdón. Tu padre por traidor y oportunista, y tú por “mequetrefe”, por no tener cabeza para recordar a quienes cuidaron de ti y te dieron cobijo tratando de honrar la memoria de tu madre que aquí es la única que merece cientos de reportajes y un homenaje por haber arriesgado todo por darte una vida mejor y haber hecho el último sacrificio, el último momento del hundimiento al salvar tu vida en una recamara en lugar de pensar en ella. Y todo esto para que crecieras al lado de un asesino a quien te refieres como “ex mandatario cubano”… al que “ puso muchas cosas en tus manos” Y crecieras a toda sangre (porque ellos no tienen leche, más bien sangre que ofrecer) con tu cerebro sumergido en cloro hasta llegar a ser el pelele que hoy eres.

¡You’re a disgrace Elián!

Eres un gran malagradecido más que una víctima, y si aún hoy se te recuerda es porque si algo saben hacer bien todos esos regímenes totalitarios es controlar los medios de prensa y falsificar y tergiversar la información… Dices que tus pies, tu cuerpo y tu mente están en Cuba pero que aún hoy piensas en Estados Unidos. Mi respuesta: pues quédate allá y resérvate tus pensamientos pues aquí ningún cubano como nosotros te quiere ni necesitamos que nos tengas presentes…

De no haber sido por los Estados Unidos no fueras lo que hoy eres; hubieses sido un niño miserable y un adolescente jinetero que hubieras crecido rodeado de carestías que si bien no experimentaste fue por haberle vendido… tú y tu padre… el alma al mismo diablo. Don’t be stupid.

Una vez alguien nos comparó cuando mis padres se enfrentaban a la prensa para conseguir nuestra liberación y “Mlada Fronta”, el Periódico Checo principal, publicó una analogía entre tu caso y el nuestro.

¡My God! Asco me da pensar en semejante analogía. Yo si soy un joven cubano... un joven (cubano-americano aclaro). ¿Tú…? ¡Das pena!

Yo fui prisionero de ese régimen que ponderas, un niño ausente del calor de una madre. Hoy soy el orgullo de mis padres que son personas de bien que nunca se han arrastrado ante nadie y me han sabido llenar de valores y principios.

No soy actor de televisión, como dices tú que hubieras sido de haberte quedado aquí a vivir. No soy rico como la familia que te adoctrinó y que desde hace seis décadas controlan como sultanes la isla de Cuba… pero tengo educación y una profesión que me he ganado en este país de oportunidades… tu… tu solo eres un símbolo, un instrumento hiperbolizado por la propaganda comunista y un malagradecido. Te reitero, que si en algo has de pensar un día, es en dedicar una memoria a tu madre la única heroína digna de loar en toda esta historia.

(AUTOR: Alejandro Martínez).

 

Modificado el ( jueves, 26 de octubre de 2017 )
 
< Anterior   Siguiente >